lunes, 19 de diciembre de 2011

MI PEQUEÑO HUERTO ECOLÓGICO

No solo recetas de cocina quiero compartir con vosotros, a partir de ahora también os voy a contar este nuevo proyecto que llevo entre manos. Y es que ya sabéis que soy muy inquieta y que cuando culo veo, culo quiero. Desde nuestro viaje a Sevilla y gracias a nuestra queridísima anfitriona Maribel, que tan bien nos trato en su casa, y viendo su precioso huerto ecológico que ha plantado en su casa, pués claro, yo también quería uno. Total, que lo comento en casa y a todos les parece una idea fascinante, vamos que los tengo encantados, así que comenzamos las deliberaciones de lo que queríamos entre toda la familia y finalmente hemos llegado a una decisión consensuada, vamos a plantar 2 pequeños huertos, el primero (que es del que vais a ver  fotos) lo vamos a dedicar a las hierbas aromáticas como perejil, cilantro, tomillo, romero, aloe, y el otro huerto, un poco más grande lo vamos a dedicar a plantar verduras como tomate, lechugas, zanahorias, etc

Una vez escogida la ubicación del terreno, lo primero ha sido arrancar las plantas que allí habían (que ya estaban muy feas), limpiar bien el terreno de hierbas, raices y piedras, mover la tierra, y abonarla con el estiercol. Una vez realizadas todas estas tareas, dejamos que se aireara la tierra unos días, exactamente una semana. Pasado ese tiempo, ya este Domingo, los chicos de la casa siguieron con el trabajo, Ahora han removido otra vez la tierra, hemos limpiado otra vez de raices, hierbas, piedras, etc y han alisado perfectamente la tierra.
Realmente me ha costado bastante decidir como quería hacer la plantación, si con caballones para que tubiera el aspecto de un huerto o más como un jardín de hierbas decorativo, finalmente hemos decidido que si es un mini-huerto, pués queremos que lo parezca, así que, con caballones.
Aquí podeis ver como el mayor de la casa le enseña al jovenzuelo como lo tiene que hacer

Primero se marca el terreno, ellos utilizaron las herramientas que tenían a mano para marcar las líneas. Una vez marcado, ya da comienzo el cabado, para hacer los caballones. Finalizada esa tarea, ya tenemos a punto el terreno para comenzar la plantación.
La primera parte ha finalizado con éxito, tenemos la tierra a punto y vamos a comenzar con la plantación de semillas, pero esa historia la contaré otro día.                                                                                              

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.