viernes, 20 de enero de 2012

SOLOMILLO AL HOJALDRE

Como ya sabéis algunos de vosotros, estoy de celebración. Ya tengo más de 2.000 visitas en el blog, cosa que jamás habría podido imaginar. A través del facebook os pedí sugerencias, y una amiga me pidió un plato sencillito pero para quedar bien en una cenita. Pensé en este plato que ya lo había hecho varias veces, pero ahora lo he mejorado, añadiendo verduritas el relleno. Ya sin más rollos, la receta:

Ingredientes:
- 1 solomillo de cerdo entero (con este han salido 4 raciones)
- 2 cebollas medianas
- 1 bote de champiñones laminados
- 1 lámina de hojaldre
- 1 yema de huevo
- Sal, pimienta, ajo molido
- Aceite de oliva

 Elaboración:

La primera parte será pochar la cebolla y el champiñon, para eso, cortamos la cebolla en gajos finos y escurrimos los champiñones. Seguidamente,  pondremos en una sartén un chorro de aceite de oliva e introducimos primero la cebolla y unos minutos más tarde, el champiñon. La verdura no tiene que quedar demasiado frita, si no blandita. Al finalizar, retiramos la verdura y en el mismo aceite vamos a sellar el solomillo. Para esto, primero salpimentamos la pieza de carne, yo en esta ocasión he puesto sal, pimienta negra y ajo molido. Sellarlo quiere decir que lo vamos a freír por todos los lados, pero un poco solamente, ya que después lo introduciremos en el horno. Al finalizar, reservamos la pieza de solomillo, lo podemos colocar sobre papel de cocina para eliminar el sobrante de aceite.
Ahora ya vamos a preparar el pastel, así que extendemos la masa de hojaldre sobre la fuente que vamos a introducir al horno, (yo he utilizado una de cristal, pero puede ser de otro material como metálica, etc). Haremos una base con la verdura, colocaremos el solomillo y encima pondremos un poco de verdura más. Lo envolvemos todo con el hojaldre y cortamos si nos sobra masa. Untaremos toda la pieza con la yema de huevo (el hojaldre tendrá más brillo) y al horno. Previamente pre-calentado, introducimos nuestro hojaldre a 180 ºC unos 30-40 minutos. Tienes que tener en cuenta que el hojaldre toma mucho color rápidamente, así que tendrás que taparlo con un papel de aluminio si no quieres que se te queme. Como me quedó un poco de masa, improvisé unos hojaldres rellenos de paté que los tomamos de aperitivo. Simplemente extiendes la masa, colocas en el centro el paté o queso o sobrasada o lo que te guste, cierras la masa, cortas con un cuchillo, untas con la yema de huevo y al horno

Para finalizar quiero que veáis la foto de como queda una ración. Otra posibilidad que se me ocurre es hacer pasteles individuales, es decir, cortar la carne ya en porciones y hacer lo mismo pero individualmente, la presentación seguro que será mejor, al no tener que cortar es más bonita.
ESPERO QUE OS GUSTE MUCHO.





No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.