miércoles, 28 de marzo de 2012

NUGGETS DE POLLO "CASEROS"



Que soy una firme opositora al fast food creo que ya lo sabe todo aquel que lee mis recetas. Aunque tengo que decir que algunas veces tienen cosas que me gustan, por ejemplo los nuggets  de pollo. Para solucionar ese pequeño problema, busqué formas diferentes de empanar el pollo y finalmente, encontré esta. Esta receta es una de las favoritas de mis hijos, ya que es una forma original de comer pollo y a la vez sana. Lo peculiar de la receta es, que al pan rallado para empanar le añado semillas de sésamo. Este pequeño truco le da un toque muy crujiente al pollo.
Como también viréis en las fotos, las patatas fritas las he sustituido por patatas asadas al horno, así doblemente sana la receta.

Ingredientes:

-2-3  pechugas de pollo
-Harina
-Pan rallado
-1 huevo grande o dos medianos
-Semillas de sésamo
-Sal, aceite de oliva
-Pimentón dulce o picante
-1 Patata mediana por persona



Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es preparar las pechugas, para ello, las cortamos en filetes gorditos, (nos saldrán unos 3 -4 filetes) y con ellos haremos tiras, reservamos. Prepararemos unos platos para poner en ellos un poco de harina en uno, los huevos batidos en otro y en el último, el pan rallado junto al sésamo y un poco de sal.
Ahora preparamos una sartén con abundante aceite, y cuando ya esta muy caliente el aceite, comenzamos a freír. Para ello, previamente tenemos que pasar las tiras de pechuga en este orden:
1.- La pasamos por harina
2.- Las pasamos por el huevo batido
3.- En último lugar lo pasamos por el pan rallado con sésamo y un poco de sal.

Tenemos que procurar cuando las pongamos en la sartén poner una cantidad suficiente para que no se nos peguen las tiras. Se hacen doradas muy rápido, así que hay que ir con cuidado. 


Para hacer las patatas al horno, primero lavamos muy bien la patata, ya que la vamos a hornear con piel. Si están muy sucias, podéis utilizar el estropajo. Una vez limpias, las cortamos por la mitad (con un cuchillo grande) y les hacemos unos pequeños cortes transversales, le añadimos un buen chorro de aceite de oliva, sal pimentón dulce o picante y le va muy bien una ramita de romero. Con el horno pre-calentado a 200ºC más o menos 1 hora. Vereis que son el acompañamiento ideal para este y otros muchos platos.

 

En otra ocasión os daré mi receta de hamburguesas caseras, fáciles y rápidas de preparar, vereis que no tienen nada que ver con las que se ofrecen en los  fast foods.

Y ahora solo nos queda disfrutar de esta receta de hoy..........................


ÑAM, ÑAM.....

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.